Los toldos cofre incorporan un mecanismo que, en su posición cerrada, protege totalmente la tela y los brazos de la intemperie, preservándolos del polvo, la contaminación, el sol y la lluvia. “Los perfiles de aluminio que forman el toldo son los que hacen de ‘cofre’ y lo protegen totalmente cuando está recogido”
Shadelab Una larga vida útil Los expertos consultados coinciden en que la principal ventaja de los toldos con cofre es la durabilidad. “La vida útil del toldo se alarga considerablemente, ya que todo el tiempo que está recogido, encerrado dentro de un cofre, a diferencia de un toldo convencional en el que la lona y el resto del mecanismo están expuestos”
Mejoran la estética de la casa El componente estético es otro de los argumentos a favor de este tipo de elementos. “Son toldos que, una vez cerrados, se muestran de forma discreta en las fachadas en las que se instalan. Incluso puede personalizarse el color de los cofres para que sea lo más parecido posible al de la fachada en que se instalará”
un toldo cofre se le pueden dar formas y volúmenes que no tienen cabida en los toldos convencionales, razón por la que cada vez se hacen un hueco más destacable en los proyectos de arquitectura moderna”. A eso contribuye igualmente el hecho de que “la protección que ofrece el cofre anime a confeccionar el toldo con lonas técnicas de mayor valor, como el screen o los tejidos microperforados, que añaden a su diseño prestaciones mejoradas”
Los cofres se suelen colocar solo en toldos de brazo extensible, punto recto y toldos verticales, que resultan ideales para aportar sombra en espacios abiertos como las terrazas grandes y los porches porque pueden crearla sin necesidad de ningún tipo de soporte adicional. Su mecanismo permite que, en el momento de recoger el toldo, se vayan plegando los brazos y enrollando la tela, de modo que apenas ocupa lugar cuando no está en uso. “En función del lugar donde lo vamos a instalar tendremos que decantarnos por un sistema de apertura u otro. En los balcones y ventanas se suelen colocar toldos de punto recto; si es una terraza, toldos de brazo extensible”
Limpieza y mantenimiento de los toldos con cofre “Al igual que en los toldos sin cofre, es recomendable recogerlos cuando no los estemos utilizando, cuando llueva o nieve o cuando haga mucho viento”, recomienda Raúl Martínez. En cuanto a la limpieza, si bien la protección que ofrece el cofre cuando está cerrado es total, conviene limpiar la tela con agua y jabón neutro al finalizar el verano y limpiar las articulaciones y mecanismos del mismo al menos una vez al año”